martes, 13 de mayo de 2014

Y no vuelves y no te olvido.


El invierno se va contigo,
pero aún quedan restos
de cariños en abrazos,
de te quieros en besos.

Te imagino que vienes,
como la primavera,
como las flores
a punto de abrir,
como el sol
a punto de romper
en cada atardecer.

Vienes,
con el ombligo y la cabeza bocarriba,
con los pelos alocados pidiendome un vida y media,
cuando solo te puedo dar algo más que una historia de amor en un baño de cualquier bar en menos de una hora y después mi pintalabios rojo en tu camisa, tu colonia de marca en mi cuello, mi bolso destrozado intentando buscar recuerdos más que aquella tarde en cualquier baño.

Las hojas vuelven al pecho, y te quiero más, y me quiero menos. Y ya no estas, y el olvido se va, y los recuerdos se pegan hostias increíbles. Y me olvidas, y ya no me quieres. Y te quiero y me jodo.
Y no vuelves y no te olvido.


8 comentarios:

  1. Soy muy, pero que muy fan de tus entradas, enserio, que bien escribes Noe *-*

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Maria, gracias por gastar tiempo en entrar en mi blog y leerme, de verdad. Me alegro muchisimo, no sabes cuanto :')

      Eliminar
  2. Esto cada día va siendo más perfecto.
    Y gracias.

    ResponderEliminar